Sunday, 23 July 2017

guide star facebook twitter youtube instagram subscribe

N News

Musulmanes y otras denominaciones en Florida apuestan por la paz y la armonía

By Daniel Castrope, For Diario Las Americas, On 12 June 2017, Read Original

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

MIAMI.- Mientras millones en el mundo apuntan con su dedo hacia los practicantes del islam, acusándolos de crímenes que han dejado luto y dolor en diversos países y miles de hogares, en el sur de la Florida una organización que agrupa a musulmanes está dando pasos en firme para tratar de cambiar la imagen negativa que pesa sobre esa comunidad.

 

¿Y cómo lo está haciendo? La respuesta parece sencilla: llegando al corazón de los creyentes de otras denominaciones religiosas, o incluso ateos, con actividades como cenas o improvisadas reuniones de vecinos para hablar de asuntos de interés común, y apartando, aunque sea por un momento, los temas inherentes a la fe que por muchos años han distanciado a los pueblos.

La encomiable tarea es una iniciativa del Consejo para las Relaciones Islamicoamericanas (CAIR), en la Florida, una organización sin ánimo de lucro fundada en el año 2001 que el pasado miércoles logró reunir en la localidad de Lauderhill, en el condado Broward, a cerca de un centenar de personas de los más diversos credos y nacionalidades.

El encuentro, organizado en el marco de la conmemoración del Ramadán, espacio de un mes en el que hombres y mujeres del islam hacen ayuno desde el alba hasta el anochecer, sirvió de escenario para hablar de asuntos cotidianos relacionados con la economía familiar, automóviles, deportes y, entre otros, el estado del tiempo, por ser esa una noche lluviosa.

El sentido del Ramadán, según el dogma musulmán, es el desprendimiento de los bienes de este mundo, que se reafirma –así lo creen– al privarse de la ingestión de alimentos durante el día. También se le considera una época en la que se celebra el descenso del Corán desde el cielo, libro que quienes practican esa religión honran como “la palabra de Dios”.

El porqué de la reunión

El director de comunicaciones del CAIR, el abogado puertorriqueño Wilfredo Amr Ruíz, declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS: “En esta cena hay musulmanes, judíos, cristianos, budistas, cuáqueros, sijs e incluso personas ateas que, a pesar de no tener una creencia religiosa, tienen un alto compromiso con la moral”.

Wilfredo Amr Ruíz, director de comunicaciones del CAIR.
Wilfredo Amr Ruíz, director de comunicaciones del CAIR.

 

El propósito fundamental del encuentro denominado Interfaith Iftaar 2017, de acuerdo con las palabras de Ruíz, es tratar de educar a la gente sobre lo que en verdad es el islam, aclarando lo que no es el islam y lo que no se le debe atribuir a esa religión.

“Este es un evento muy diverso que demuestra lo que se vive en la calle, lejos de los actos de odio, de xenofobia, que es lo que atrae el interés mediático, para que se conozca que el compartir nuestro es sano, que somos vecinos de metas muy similares: levantarnos, trabajar, llevar a nuestros hijos a la escuela, vivir en familia y en comunidad”, subrayó.

Para Ruíz, las personas que han estado involucradas en actos extremistas no representan su fe ni tampoco su comunidad. “Estos hechos nos están causando mucho daño también a nosotros porque la gente cree que somos unos terroristas cuando nos ven por las calles”.

De hecho, tras los ataques terroristas en Nueva York, Washington DC y Pennsylvania, el 11 de septiembre de 2001, en los que murieron 2.996 personas, prácticamente cualquier creyente de la fe islámica puede ser visto como un sospechoso, un extremista en potencia.

Producto de este creciente estereotipo, el vocero del CAIR cree que han aumentado los casos de acoso en aeropuertos, espacios públicos abiertos y cerrados, trabajos y escuelas. En estos últimos lugares, según dijo, las molestias provienen tanto de estudiantes como de algunos maestros.

“Hace poco llegó un caso a nuestra oficina de una madre que nos dijo a que a su hijo le estaban haciendo bullying (acoso), y creímos que era de parte de un niño, pero después nos dijo que era el maestro el que estaba llamando talibán y cabeza de trapo a su hijo”, reveló.

Ruíz está convencido de un pensamiento que ha convertido en una consigna: “Aquel que hoy odia a los musulmanes, mañana puede odiar a cualquier persona de otra raza o creencia, porque el que odia simplemente odia, y siempre va a odiar a los demás”.

Experiencias

Uno de los invitados a la reunión fue José Manuel Caprella-Pratts, ministro de la Iglesia Presbiteriana de los EEUU, quien elogió los alcances del evento tras considerarlo un espacio para afianzar los lazos de hermandad.

 Jose Manuel Capella-Pratts, ministro de la Iglesia Presbiteriana de los EEUU
Jose Manuel Capella-Pratts, ministro de la Iglesia Presbiteriana de los EEUU

 

Y agregó: “Es una gran oportunidad que tenemos para afianzar esos lazos que van más allá de las barreras que los seres humanos se imponen los unos a los otros, y me parece que poder buscar esos puntos en común, indistintamente de cuáles sean nuestros fundamentos religiosos, nos ayuda a crear una mejor humanidad”.

El religioso opinó, además, que los encuentros interreligiosos ayudan a quitar muchos mitos de la mente, “ideas falsas o preconcebidas, y poder acercarnos al calor humano, que es lo que realmente importa”.

Otro de los asistentes se identificó como Rafael Alejandro Jara, un joven nacido en los Estados Unidos, de padre chileno y madre de origen francés, que se declaró practicante del islam por considerarla una religión que busca el bienestar de todos.

Luego comentó: “Me alegra mucho ver que hay gente que se interesa por la comunidad musulmana, que quieren tener contacto con nosotros a pesar de la polémica actual, en donde nos muestran como no somos realmente”.

Un hecho que llama la atención es el de la budista Bárbara Valencia, una joven de origen ecuatoriano que independientemente de la filosofía que profesa, trabaja en el CAIR, porque –afirmó– “lo importante es el principio de moralidad y todas las religiones creen eso”.

Valencia, estudiante de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), considera que servir a cualquier tipo de persona es muy importante en su vida. “Lo que hacemos en CAIR es solo ayudar a gente que no tiene otra opción, que pasan casos de discriminación y no pagan nada por nuestros servicios”.

Crece la comunidad musulmana

La comunidad musulmana en el sur de la Florida podría alcanzar hoy las 200.000 personas, con cerca de 40 instituciones islámicas, incluyendo mezquitas y centros de estudios que están repartidas entre Palm Bach, Broward, Miami-Dade y Monroe, según datos del CAIR.

El islam es una religión monoteísta abrahámica cuyo dogma de fe se basa en el libro del Corán.
El islam es una religión monoteísta abrahámica cuyo dogma de fe se basa en el libro del Corán.

 

En Miami-Dade, la cifra alcanza las 10 mezquitas y la congregación de creyentes aumenta, como también la preocupación de quienes ven a los musulmanes como aliados de los extremistas que asaltan un teatro en París, asesinan a 14 personas en una fiesta en California o decapitan a una niña de cuatro años y luego muestran la cabecita de la criatura por las calles de Moscú.

No obstante, muchos estudiosos afirman que cometemos un grave error cuando calificamos a todos por igual. Incluso, recuerdan que el extremismo religioso siempre ha existido, sea perpetrado por judíos, cristianos o musulmanes.

“De la misma manera que existieron grupos religiosos violentos en el pasado, hoy presenciamos la violencia de los extremistas que abogan por imponer sus creencias”, dijo en otro escenario el profesor de teología de FIU George Wiles.

El islam es una religión monoteísta abrahámica cuyo dogma de fe se basa en el libro del Corán, que establece como premisa fundamental que “No hay más Dios que Alá y que Mahoma es el último mensajero de Alá”.

Se estima que actualmente hay más de 1.000 millones de musulmanes en el mundo, frente a 14 millones de judíos creyentes y 1.200 millones de católicos.